Carta publicada en el Diario de Noticias 16/08/10

La batalla perdida de Yolanda.

El jueves pasado, Héctor Alterio ofreció un espectáculo poético brillante y comprometido, “Como hace 3000 años”, poesía de León Felipe para ensalzar valores que cada vez se sienten más recónditos y lejanos.

Haciendo referencia a un poema que Alterio nos ofreció sobre el Quijote, cabría decir que en esa fría noche del Jueves, un Quijote de americana y tejanos, con el mismo rostro de loco acaso sensato con el que imaginamos al caballero, cabello cano y una barba que ensalzaba el aplomo que da la experiencia, acompañado, cómo no, por su propio Sancho Panza, guitarra en ristre; nos ofreció, decía, la posibilidad de disfrutar el valor de una victoria, la victoria que da sentir a este extraordinario actor disfrutando y compartiendo los versos de León Felipe, ofreciendo con ellos valores que están a más de 300.000 años luz de los valores que promulga cada día el propio Consistorio que lo contrató; la pequeña y gozosa victoria de un hombre pleno de sensatez, la coherencia y la elegancia frente a la mezquindad de una política ruin y miserablemente calculada del ayuntamiento que pagó el espectáculo. En la exquisita honestidad de León Felipe, la honradez, la bondad histórica de la chusma, la dignidad del populacho, mostradas, compartidas, puestas encima del escenario con maestría, una serenidad y una sublime decencia en el intérprete, cualidades como para pensar que nunca deberían haberse perdido entre todas esas gentes de bien, pero, virtudes cada vez más disueltas, oprimidas todas ellas hoy en día entre un “estado del bienestar” que vil e irónicamente nos aísla entre calles peatonales que nos llevan, sin lugar a duda y sin opción, hacia un majestuoso Corte Inglés de luces infinitas.
Cuánto deberíamos aprender de la coherencia de este tipo de hombres, que nos ofrecen momentos como estos, pequeñas victorias, casi insignificantes entre las fauces de tanto estratega de la profesionalización del rendimiento, la productividad y el consumo; victoria que en nuestro interior más personal compartimos y pudimos sentir nuestra, la victoria de unos pocos que tanto disfrutamos con este Quijote de la Pampa la pasada y fría noche del jueves. Cuánto deberíamos aprender de esta gente para provocarnos la necesidad de ganar nuestras pequeñas y propias batallas en este mundo voraz, quizá un poco más a menudo… esa resignación que nos carcome, y nos hace más pequeños…

Éramos pocos, pocos pero orgullosos, conscientes y satisfechos por la grandeza del poeta y la victoria del intérprete, un caballero que sin yelmo ni armadura que lo vistiese, nos hizo disfrutar del placer de sentir que saliste perdiendo, Yolanda; la noche del Jueves, todo el auditorio puesto en pie bajo las estrellas de la ciudadela, sentimos que perdiste la batalla contratando al alguien que con suma sencillez, puso en evidencia la distancia que te separa de tantas realidades.

Iñaki Sebastián.

(Yolanda Barcina, ex-alcaldesa de Pamplona, actual Presidenta del Parlamento de Navarra)

Carta al director publicada en “Diario de Noticias” el pasado 16 de Agosto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s